Yo ya lo dijé: El Cisne Negro en Barcelona

Ayer nos reunimos unas 30 personas para hablar del libro:
El Cisne Negro” de Nassim Nicholas Taleb. Este es un ensayo en torno a los fenómenos altamente improbables, los Cisnes negros.
Un cisne negro cumple las siguientes propiedades:

  • Impredicibilidad
  • Gran impacto
  • Explicabilidad retrospectiva: el clásico YO YA LO DIJÉ.
  • Un cisne negro puede ser bueno o malo, en los casos buenos tendríamos Google (o no), La penicilina, viagra,… en los malos: los atentados del 11S, los talibanes,…

    Para variar el formato de nuestras exposiciones Mercé Navas hizo una presentación muy interesante, para dar pié al debate sobre el mismo libro. Esto viene dado por el hecho de la complejidad y densidad de este ataque a los economistas y a muchos de los llamados expertos en ciencias sociales.

    En cuanto al debate citaría los siguientes grandes ejes:

  • La campana de Gauss: como esta no sirve para muchas de las ciencias sociales. Nos imposibilita predecir, como vemos en “La vida del pavo”, 999 días siendo alimentado, al día 1000 es Acción de Gracias.
  • El cementerio de fracasos: ¿debemos escribir y leer libros sobre fracasos? ¿Se puede aprender de los fracasos ajenos? O por el contrario sólo debemos leer casos de éxito.
  • En mi opinión, el libro es muy interesante, principalmente porque pone los puntos sobre las íes con el problema de la predicción de las ciencias sociales. Al inicio del debate cité el caso Prestige y las predicciones que todos los científicos sociales realizaban de la segura derrota del PP Gallego. Este para mí es un caso claro de este problema de predicción, derivado de los múltiples factores que intervienen en las dinámicas colectivas de las sociedades post modernas y de la dificultad de ponderar el peso de cada factor para explicar los fenómenos que ocurren.

    Además este problema con la campana de Gauss, entrona con una de mis principales preocupaciones como Sociólogo (que no ejerce de sociólogo, sino que se prostitute en el marketing online XD), la incapacidad de predecir el cambio social y las revoluciones sociales, que junto al estudio de las identidades nacionales son los 2 temas que más me han interesado siempre.

    Recomendaría este libro a cualquier científico social y/o persona que tenga ganas de reflexionar sobre muchas de las cosas que se nos explican en el sistema social actual.

    Y ahora una líneas para “abroncar a la tuitosfera” el de ayer no es el ÚLTIMO Monday, sólo nos tomamos una pausa veraniega hasta septiembre, que volvemos con el libro Sácale partido a internet, de René de Jong.
    Tenéis un par de resúmenes en los blogs de Silvia Bascompte y Maria José López.

    ¡Feliz Verano para todos los fans del Monday Reading Club!

    4 respuestas a Yo ya lo dijé: El Cisne Negro en Barcelona

    1. Hola Jordi!

      Gran resumen. La verdad es que el libro es un poco denso, pero merece la pena leerlo. Tal vez la idea que más me gusta es la de romper con ese cementerio de fracasos y apostar por decirle al mundo que los fracasos forman parte del aprendizaje y que el prueba-error es el mejor método. Aunque tal vez deberemos esperar un “poco” para que esto suceda en España, ya que no está implícito en nuestra cultura.

      Por cierto, en mi post, me refiero al último #tmrc antes de vacaciones, así que recojo tú bronca y pido mil disculpas modificando el título del post🙂

      Un gran abrazo!

    2. […] entradas resumen de la sesión Cisne Negro del #tmrc_bcn de Silvia Bascompte, Maria José López y Jordi Andreu. Esta entrada pertenece a Marketing de Esponja © 2009 Mercè […]

    3. Hola Jordi, el segundo eje que comentas fue para mí uno de los más importantes de la sesión. En mi opinión y como ya se comentó, los fracasos nos enseñan más que los propios éxitos. Para mí que a alguien le haya ido mal en una idea, no quiere decir que ya la dejemos de lado. Todo lo contrario. Si lo tienes claro, sólo tienes que ponerle ganas e imaginación, y descubrir aquello que hace que la “idea” funcione. Nunca descartaría por completo ideas pasadas. Éstas pueden evolucionar y convertirse en cisnes negros.

      Excelente post Jordi😉

    4. Jordi dice:

      Silvia La cultura se cambia actuando, la herencia católica es un peso en esto, pero hay que aprender de los éxitos y de los fracasos.

      Esther totalmente de acuerdo en lo que dices. Si nos ponemos a pensar en el descubrimiento de Tutannkamon, el valle de los reyes estaba totalmente excavado, durante años le dijeron a Horward Carter que no había nada, pero su persistencia tuvo premio al final🙂
      Al final es lo que vale la pena, o es que alguien dijo que la vida fuera fácil?

      Gracias por pasaros las 2, besos🙂

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: